lunes, 22 de noviembre de 2010

La castidad está de moda

Estados Unidos vive en una constante contradicción moral. Así de crudo empieza este artículo, pero resulta difícil decir estas cosas de forma suave. La primera potencia mundial vive con un código moral que juega siempre con una doble mano; por un lado explota el sexo hasta límites insospechados en la publicidad y los medios de comunicación, descubriendo y utilizando iconos sexuales cada vez más jóvenes y explícitos; por otro lado, se mantienen los tabúes del cristianismo a rajatabla.

A Miley le pica algo.

El colmo de esta pirámide hipócrita es la última moda entre los teens de USA, que son los votos de virginidad. Es decir, realizar algún tipo de acto o juramento para guardar castidad (ojo! que no abstinencia) hasta el matrimonio. Los impulsores de esta práctica tan casta y pura son precisamente los mayores iconos sexuales entre los jóvenes de la actualidad: Las estrellas de la factoría Disney.

El anillo oficial de virginidad, llamado "Silver Ring Thing".

Y es que los abanderados del movimiento por la virginidad son Myley Cirus (18), Selena Gomez (18) y los Jonas Brothers (18, 21, 25). La última en sumarse al grupo fue Selena, que pidió a sus padres un anillo de compromiso para llevarlo a la iglesia y que allí fuese bendecido como muestra de su voluntad de permanecer incorrupta hasta el altar. De hecho, el "anillo de castidad" es el símbolo que los adolescentes muestran para advertir de sus intenciones.

Orgullosas de su anillo, las más feas del lugar.

Por supuesto, cientos de miles de jóvenes en USA copian a sus ídolos y lucen el famoso "anillo de castidad" como muestra de que se guardarán su virginidad hasta el altar. Pero no es oro todo lo que reluce. Se han hecho varios estudios médicos y sociológicos sobre las iniciativas de abstinencia sexual en adolescentes, y han demostrado que no reducen el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados (British Medical Journal), no retrasan la edad de comienzo de las relaciones sexuales (Oxford University), y los jóvenes que practicaban la abstinencia eran un 30% menos propensos a utilizar métodos anticonceptivos en su primera relación sexual (American Journal of Sociology).

Cómo puedes llevar el anillo con esa cara.

No se a ustedes, pero a mi estos votos de castidad de las reinas tween me suenan más a maniobra publicitaria que a realidad. Y desde un punto de vista perverso, el hacerles jurar virginidad no es mas que una excusa para aumentar el deseo sexual de los hombres hacia estas pobres chicas. Si en el fondo, ellas son las víctimas de su propio éxito.

2 comentarios:

  1. La virginidad es un valor Moral que se proyecta a lo físico y tiene un fundamento espirituál. Fuera sea de esto es solo una moda o sea NADA.
    G. Casanova

    ResponderEliminar
  2. creo que es una opinión sin fundamento, pues no sabes lo que hay detrás de un anillo de castidad, las castidad es la energía espiritual que libera el amor de todo uso, egoísmo y violencia, todo mundo quiere un amor libre de uso egoísmo y violencia, el anillo que llevan las niñas representa su lucha por la castidad y creo que debería de valorarse y admirarse, nadie puede juzgar las apariencias y menos si nunca ha experimentado un amor así
    AMAR AL MAXIMO

    ResponderEliminar